Mis libros favoritos

mis libros favoritos

Tengo una lista de libros favoritos, cuando menos, zigzagueante. Me gusta leer todo tipo de géneros y autores, aunque no me encuentre siempre dentro del grupo de público para el que se escribieron. Porque sí, como veréis más adelante, soy una fanática del género adolescente. ¿Qué le voy a hacer?

Nunca llegué a crecer del todo (y no es solo una cuestión de estatura).

 

Os dejo una primera entrega con seis de mis libros favoritos. Espero que la disfrutéis:

 

 

Bajo la misma estrella: cuando te conviertes en madre te cambia la percepción que tienes de la vida. Lo que antes te parecía banal, ahora te destroza el alma. Con esa perspectiva vital muy trastocada me leí esta novela. Dos adolescentes enfermos de cáncer que encuentran el amor cuando, descreídos, piensan que su vida solo está marcada por la inevitable, y seguramente cercana, muerte. En mi humilde opinión es un libro para leer en invierno y con unos cuantos paquetes de pañuelos de papel muy a mano. ¿Por qué en invierno? Porque las lecturas más ligeras hay que dejarlas para verano, cuando lo hacemos al aire libre, en playas, piscinas o terrazas. ¿Acaso te imaginas llorando a moco tendido a la orilla del mar en Benidorm? También es una lectura que puedes compartir con tus retoños adolescentes si los tienes y les gusta leer. Por cierto, si cumplen el segundo requisito, ¡preséntamelos! No puedo olvidarme de comentar que también tuvo adaptación al cine, pero eso te lo cuento otro día.

 

 

 

Los besos no se gastan: hay libros que abrazan y te dejan un buen sabor de boca, igual que algunos besos… Raquel Martos debería escribir mucho más, aunque supongo que, si no lo hace, es porque no tiene más tiempo. Esta fue su primera novela y ya hizo magia con las palabras. Los besos no se gastan cuenta la historia de Eva y Lucía, dos mujeres que fueron amigas en aquellos años en los que los juegos se hacían en la calle con un bocadillo de pan con chocolate en la mano. Su amistad perdura con los años y ya adultas, una de ellas le pedirá a la otra el favor más importante de su vida. No os puedo contar más. Mejor lo descubrís en persona. La buena noticia es que la autora ha sacado libro nuevo y pinta igual de bien. Yo te recomendaría empezar por el principio, por no empezar las casas por el tejado…

 

 

 

La vieja sirena: voy a soltar la frase que me acompaña hace décadas. Cuando mis amigas y yo soñábamos con toparnos con el hombre de nuestras vidas, ellas querían conocer a Brad Pitt, y yo a José Luis Sampedro. Es cierto que cuando luego vi una foto suya me percaté de que nuestros hijos no serían tan guapos como los que tendrían ellas con Brad… Pero me he desviado del tema, que no era otro que esta joya literaria. El lenguaje acaricia, te transporta a los escenarios en los que transcurren los capítulos. Sientes el mar, el calor, el olor de Egipto y de todos los lugares a los que viajas. José Luis Sampedro es uno de los mejores autores que he leído jamás, pero esta novela… ¡es un imprescindible! Tras tres lecturas en distintas épocas de mi vida sigue siendo mi libro favorito de todos los tiempos.

 

 

 

Las ventajas de ser un marginado: también podría catalogar esta novela dentro del género adolescente. Porque los protagonistas lo son y, sobre todo, porque está escrito como si fuera un diario, ese amigo silencioso para muchos jóvenes durante una época complicada. De adultos dejamos de escribir diarios y nos desahogamos en un blog. ¿O es al revés?. Sea como sea, además de unos adolescentes atípicos, también hay un misterio que subyace bajo la trama principal y que te intriga y te atrapa de principio a fin. Cansada de la cultura de los personajes "populares" y exitosos en institutos y colegios ¡tan manida!, este libro me pareció mucho más próximo a la realidad. Los amores frustrados, la homosexualidad, los frikis, la soledad, la incomprensión… Y de fondo, un tema que, por desgracia, siempre está de actualidad. Pero no puedo contar más a riesgo de destrozaros la novela.

 

 

 

Sin noticias de Gurb: si este libro fuera lectura obligatoria en los institutos, estoy por apostar a que nuestros hijos leerían mucho más. Al igual que La vieja Sirena, también la he releído más de una vez. Y siempre me ha hecho llorar. De risa, por supuesto. El argumento es totalmente increíble y tiene golpes memorables. Me gusta que haya envejecido bien, no siempre le ocurre a los relatos, a no ser que sean magistrales y vayan firmados por autores como Eduardo Mendoza.

 

 

 

Olvidado rey Gudú: si te gustan las novelas de fantasía, ésta te encantará. Si eres fan de Juego de Tronos, adorarás los mundos que aquí se describen. Si buscas meterte de lleno en las vidas de los personajes, no sigas buscando. Si aún crees en las hadas, has llegado al lugar acertado. Ana Mª Matute te llega al alma con una novela extensa pero que se hace corta. Olvidado Rey Gudú es una obra que hay que leer una vez en la vida. No puedes perdértela. Acarrea, además, la gran responsabilidad de haber sacado de la depresión a la autora, quien la tuvo encerrada en una caja de madera a modo de cárcel literaria. Todo lo que rodea a esta novela es magia. No te la pierdas.

Aun me faltaría por hablar de otros muchos libros, pero no te quiero aburrir. Quisiera hacer una lista con las novelas románticas que me han atrapado, las lecturas de mi adolescencia, los libros que no tienes que leer en ninguna circunstancia… Demasiada intensidad para un solo post.

 

Me encantaría saber tu opinión. Si te has leído alguno de mis favoritos y si compartes opinión conmigo. Y si piensas lo contrario será un placer leerte. ¡Anímate! ¡Aquí no cabe la timidez!

Recibe mis últimos posts